Consideraciones del Plan Nacional de AMLO y Principales Políticas Públicas – Parte I. 

Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
TP LEGAL GROUP - BANDERA MEXICO

Consideraciones del Plan Nacional de AMLO y Principales Políticas Públicas – Parte I. 

Por – Lic. Hector Torres.

La elección de Andrés Manuel López Obrador, ampliamente conocido como AMLO, sucedió en una victoria el 1 de julio siendo un evento historio para México. Su elección expone el sentimiento generalizo de frustraciones populares con los altos índices de delincuencia, los escándalos de corrupción y el lento crecimiento económico desigual a pesar del discurso del actual gobierno en el poder. La realidad muestra que México se ha convertido en una economía sofisticada y aunque desde la perspectiva macroeconómica, parece que México cuenta con estabilidad, todavía existen muchas áreas de oportunidad que el gobierno de AMLO está tratando de resolver.

Sin embargo, todavía hay muchas preguntas sobre cómo gobernará AMLO y qué políticas implementará. Actualmente estamos en un período de transición y, por lo tanto, en los primeros días desde la elección, el equipo de AMLO ha trabajado arduamente para indicar que su administración no socavará la estabilidad macroeconómica de México ni la salud de los mercados financieros.

De manera crucial, AMLO encargó a un distinguido grupo de expertos la preparación de su partido político («MORENA») el «Plan Nacional 2018-2024». Estos expertos incorporaron profesionales académicos de renombre, destacados empresarios, empresarios, funcionarios públicos retirados y miembros de tribunales entre ellos. El plan se había conceptualizado y desarrollado durante un buen número de años, teniendo en cuenta las visitas de AMLO a las diferentes regiones de la República Mexicana que le dieron una idea de las necesidades y soluciones que dichas regiones requieren para reducir los niveles de pobreza y el desarrollo económico sostenible.

Es importante señalar que el Plan Nacional se publicó en noviembre de 2017 y prevé políticas económicas y sociales que tienen como objetivo reactivar la inversión pública y privada, que promediaron un inadecuado 23% del PIB durante el período presidencial de los seis años de Peña Nieto, y hacer la economía mexicana más competitiva y equitativa. Pero más allá de eso, también explica cómo esas políticas serán financiadas a través de reducciones en los costos operativos y en la lucha contra la corrupción gubernamental.

El Plan Nacional de AMLO apunta a la creación de empleos, a la mejora y al aumento de los salarios y a tasas de crecimiento más elevadas pero sostenibles. Un enfoque en el desarrollo humano y la capacitación en el trabajo también deberían permitir la incorporación de nuevas tecnologías y prácticas innovadoras que puedan mejorar la productividad, particularmente en sectores rezagados como la agricultura.

Dado que MORENA (el partido político de AMLO) y sus aliados tienen mayoría tanto en la cámara de Senadores como en la Cámara de Diputados, conceptualmente hablando, será más fácil para AMLO llevar a cabo su Plan Nacional.

A continuación, encontrará un breve resumen de los puntos principales del Plan Nacional de AMLO tal como se publicó. Tenga en cuenta que, aunque es poco probable, es posible que algunos de los objetivos que se detallan a continuación no alcancen el nivel de implementación deseado, ya que esto está sujeto a una serie de factores que pueden estar fuera del control o alcance del gobierno mexicano.

  1. MARCO GENERAL DE LOS SECTORES ECONÓMICOS, INDUSTRIALES Y TECNOLÓGICOS.

Enfocarse en el desarrollo de sectores industriales y tecnológicos que crearían empleos mejor pagados, fortalecer el mercado nacional mediante la integración de cadenas productivas de suministro, aumentar los bajos niveles de contenido nacional de las exportaciones mexicanas e implementar políticas industriales y tecnológicas para generar un entorno que recompense la innovación. y la generación de nuevas ideas, entre otras cosas incrementando el gasto en ciencia y tecnología a un uno por ciento del PIB. Por ejemplo, ya existe una propuesta de decreto (que se está discutiendo en el Congreso de México) que duplica la cantidad del salario mínimo en las zonas fronterizas. No hace falta decir que incluso con la posibilidad de duplicar el salario mínimo si la iniciativa se aprueba en el Congreso, muy pocas empresas en la región fronteriza ofrecen un salario mínimo a sus empleados, ya que las condiciones de mercado que prevalecen en los estados del norte de México son diferentes de las de Centro y sur de México.

Enfocarse en una reducción del déficit que se lograría no aumentando los impuestos o creando otros nuevos como en reformas gubernamentales anteriores, sino reduciendo el gasto público y enfocando el uso indebido de fondos públicos. De acuerdo con el equipo de AMLO, los ahorros resultantes permitirían aumentos en la inversión pública, que hoy se encuentra en su tasa más baja (en relación con el PIB) desde la Segunda Guerra Mundial. Esta inversión se destinará a servicios públicos e infraestructura en sectores sociales y productivos.

AMLO propone cambiar la combinación de gasto público e inversión a través de una serie de medidas:

  • Reducir el costo operativo del gobierno federal;
  • Aumentar la transparencia (y reducir la corrupción) mientras se manejan los fondos federales (a través de los institutos de transparencia que se crearán para este propósito);
  • Centralización de la contratación pública;
  • Consolidación de programas sociales y estructuras administrativas del gobierno, y;
  • Recortar puestos de alto nivel en la administración pública y revisar los beneficios asociados.

Se proyecta que dichas medidas ahorren aproximadamente $400 mil millones de pesos (o 2% del PIB), ya que parece haber gastos actuales que podrían recortarse. En 2016, el gasto en salud, desarrollo social y agricultura fue inferior al presupuesto, pero el gasto en la oficina de la Presidencia fue del 85 por ciento sobre el presupuesto solo el año pasado. El 60 por ciento de estos ahorros se destinarán a proyectos de infraestructura y de impacto regional; 26 por ciento para proyectos sociales, incluyendo apoyo para jóvenes y ancianos; y 14 por ciento para reducir el desequilibrio fiscal.

Para el sector económico, AMLO planea no solo trabajar a través de las diferentes Secretarías gubernamentales, sino también promover la inversión privada en las denominadas Asociaciones Público-Privadas (APP) para llevar a cabo los proyectos de infraestructura que planea implementar en el país durante su mandato.

El desarrollo de proyectos de infraestructura a través de APP en las áreas sur-sureste y sur de los territorios del norte del país, es una de las grandes apuestas de AMLO para posicionar a México como una plataforma logística de clase mundial.

  1. ASUNTOS FISCALES.

AMLO ha hablado abiertamente sobre el terrorismo fiscal creado por la multitud de auditorías fiscales y contables que siempre realiza el Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP). En más de una ocasión, mencionó que su gobierno trabajará para cambiar la política de auditorías fiscales al establecer que la actitud del gobierno federal será la de otorgar un voto de confianza a los contribuyentes y no tratarlos como si fueran evasores fiscales o criminales (que parece ser la actitud actual del SAT). Asimismo, ha propuesto que a la mitad de su gobierno, propondrá un proyecto de ley al Congreso para que las personas y las empresas presenten y paguen sus impuestos a través de una forma y un proceso simplificados.

Los principales puntos que están siendo revisados por AMLO y su equipo económico son:

El gobierno de AMLO no aumentará los impuestos, y el gobierno federal no impondrá nuevos impuestos (al menos durante el término inicial). Se realizará un ajuste a la Ley Federal de Ingresos que modificará sustancialmente la manera en que se realizan los gastos públicos solo para crear una mejor distribución de dichos gastos gubernamentales, y para aumentar el apoyo a las familias de bajos ingresos en México, a través de diferentes programas sociales en diversos sectores económicos.

Desde una perspectiva general, el equipo económico de AMLO parece estar trabajando arduamente para evitar cambios significativos en el modelo económico que comenzó con la promulgación del TLCAN. Por ahora, no se producirán cambios en el régimen fiscal durante 2019, y el gobierno mexicano buscará la disciplina fiscal mediante la emisión de una mejor Ley Federal de Ingresos en 2019.

Como también sabrá, el gobierno mexicano actual ha creado un entorno digital en el que cada transacción comercial está vinculada a un XML y UUID (plataformas digitales), que incluye cada compra, cada nota de crédito / débito, cada entrada de diario y cada valor agregado e informe de impuestos. Si falta algún enlace en la cadena digital, o si hay algún error en algún punto, es inevitable una auditoría electrónica por parte de la autoridad fiscal (SAT). Sin embargo, el gobierno de AMLO planea proporcionar al contribuyente la confianza y la simplicidad para declarar y presentar sus ingresos a través de una forma simplificada.

Además, el gobierno planea terminar la implementación de las auditorías electrónicas y, en su lugar, solo haría este proceso de auditoría de manera aleatoria cuando las empresas presenten sus declaraciones de manera incorrecta. A pesar de que suena como una mejor opción, tendrán que revisar la reacción de los contribuyentes para confirmar si este nuevo procedimiento fiscal funciona. El gobierno mexicano planea aplicar este proceso durante 1 (un) año para determinar cómo funcionan las cosas y recopilar material para una posible reforma tributaria a medio sexenio.

Una de las promesas de campaña más importantes de AMLO fue reducir el Impuesto al Valor Agregado (actualmente con una calificación del 16%) y el Impuesto Sobre la Renta (actualmente el 35% en su tasa más alta) para las áreas Fronterizas (que comprenden los estados de Baja California, Sonora, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas).

El 4 de septiembre de 2018, una propuesta de Decreto para reducir el porcentaje del Impuesto al Valor Agregado y las tasas del Impuesto a la Renta en el área Fronteriza se presentó al Congreso para su discusión. Básicamente, el Decreto propuesto busca reconocer que los estados del norte a lo largo de la franja fronteriza México / Estados Unidos mantengan una economía diferente a la del resto del país, derivada de su ubicación geográfica y debido a su competencia directa con los estados del sur de los Estados Unidos de América. Por lo tanto, la dependencia del dólar se debe a que se utiliza en esta región como la moneda de cambio en muchas transacciones.

Los miembros del Congreso declararon que “es necesario reconocer que las condiciones actuales y el sistema tributario actual perjudican el desarrollo de las actividades económicas de la parte norte del país, principalmente en materia comercial, industrial, de construcción y del sector primario, y por lo tanto eso trae consigo la necesidad de hacer un cambio para lograr el aumento de la competitividad económica, el desarrollo y el bienestar de los habitantes de la zona fronteriza y la región fronteriza del norte de México ”.[1]

Las razones antes mencionadas fueron el principal argumento para el proyecto de decreto propuesto. Dicho Decreto promueve que dentro de la zona fronteriza y la región del norte de México se reduzca la tasa del Impuesto al Valor Agregado al 8 por ciento y del Impuesto Federal a la Renta al 20 por ciento. Estos recortes de impuestos contribuirían al desarrollo social, productivo, comercial e industrial de la región norte de México.

El actual Congreso mexicano busca principios de proporcionalidad y justicia basados ​​en un esquema tributario diferenciado para las zonas fronterizas. En la actualidad, el gobierno federal actual promueve la actividad económica del país sobre la base de políticas que proporcionan resultados macroeconómicos, pero que no beneficiaron a las poblaciones de clase media y baja. Por el contrario, la capacidad de compra y el poder de compra se han visto obstaculizados, mientras que las empresas han aumentado sus costos debido a las elevadas tasas del impuesto a la renta y al IVA, lo que ha empeorado la situación en las regiones de la frontera norte de Estados Unidos de América /México.

Debido a las razones anteriores, es urgente implementar las medidas de recorte fiscal para apoyar al sector productivo, y en particular a los trabajadores que viven en la parte norte del país.

[1] Gaceta Parlamentaria, ano XXI, Número 5106-III, jueves septiembre 4 de 2018.

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Nuestras Redes Sociales

Acerca de TP Legal Group

Entradas recientes

Síguenos en Facebook